¡Valkiria, valkiria, valkirita!

Una fria noche de enero llegaste a mí, surcando las aguas, abriéndote paso a la vida, a marchas forzadas, imponiendo tu ley.
Sentí morir y renacer, perder mis fuerzas para darte la vida y en un último aliento traerte junto a mí.

Todo fue perfecto. Tú, a mi lado, cantando una canción a pleno pulmón, yo debajo, retomando el aliento sin poder creerlo.

Tus ojos miraban despiertos, curiosos la luz del alba. Tu piel, tan sonrosada y tersa, hacia desmerecer a la mas fina seda.

Y tras la luna de sangre, naciste. De lo bueno y lo malo. Hija del dolor y lo efímero. Mi amor por ti es tan grande que arrasará con todo.

Mi preciosa valkiria pelirroja, bienvenida a casa Lily.

Un comentario sobre “¡Valkiria, valkiria, valkirita!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s