Segadores de almas

Noche oscura se avecina.La tormenta arrecia a su paso.Tras los muros levantadosHuele a sangre, huele a miedo.Eternidad que esperaUn desenlace inminente.Llegan soldados.Muere gente.Carentes de alma.Nos sobran infiernos, que aplastan ciudades y queman cuerpos.La avaricia les domina,A infinitud les corrompe.La vida no importa.¡Huye!¡Corre!